Patologías: Evisceración / Enucleación

Son intervenciones quirúrgicas que se llevan a cabo cuando está presente un tumor ocular, después de traumatismos que causan graves lesiones oculares, cuando el paciente tiene un ojo ciego con dolor no controlable con tratamiento médico, por infecciones intraoculares severas o para mejorar la apariencia cosmética de ojos ciegos.

 

Evisceración

Consiste en la extirpación de todo el contenido del globo ocular, preservando la esclera (cubierta más externa) y los músculos extraoculares ( encargados de proporcionar movilidad al ojo).

 

Enucleación

Se extirpa el globo ocular en su totalidad, incluyendo su cubierta más externa.

Está intervención está indicada cuando el paciente presenta un tumor intraocular maligno. En este caso no debe hacerse nunca una evisceración

En ambos tipos de cirugía es preciso anestesia general.

Es preciso restaurar el volumen que se pierde al extirpar el globo ocular. Esto se consigue mediante la colocación de un implante con forma esférica generalmente en el interior de la cavidad y una prótesis externa, semejante a una lentilla, en la que está pintada la pupila e iris, de forma semejante a la del ojo sano, para que la apariencia cosmética sea la mejor posible.

La prótesis se coloca en el momento mismo de la intervención quirúrgica. Los materiales de los que se compone la prótesis son bien tolerados. Existen distintos tipos: silicona, hidroxiapatita, polietileno poroso y alúmina.

En la enucleación, en que se extirpa todo el globo ocular, se preservan los músculos extraoculares y se suturan a estos implantes, para que el ojo tenga movilidad tras la cirugía.

Este implante queda cubierto por los propios tejidos del paciente.

La prótesis externa la realiza y adapta un protésico poco tiempo después de realizada la intervención. Es muy importante que sea así para que la cavidad no se contraiga y sea posible colocar la prótesis del tamaño adecuado.

No es preciso retirarla por las noches y solo se retira para su limpieza y mantenimiento.

El tratamiento postoperatorio consiste en una combinación de antibióticos, antiinflamatorios y analgésicos.

 

Riesgos y complicaciones de la enucleación y evisceración

En el postoperatorio inmediato puede existir dolor que es bien manejado con tratamiento analgésicos.

A largo plazo existe la posibilidad de que pudiera quedar expuesta la prótesis por adelgazamiento de los tejidos que la cubren.

Es posible también que el paciente sienta cierto grado de irritación y secreciones frecuentes.