Patologías: Tiroides y Órbita

Orbitopatía tiroidea

La orbitopatía tiroidea (también llamada enfermedad de Graves Basedow) es una enfermedad autoinmune que afecta a los tejidos orbitarios: párpados, músculos oculares y otros tejidos blandos que rodean al globo ocular.

Las personas que padecen orbitopatía tioroidea con frecuencia presentan alteraciones tiroideas, que pueden manifestarse antes, durante o después de los síntomas orbitarios. En algunos casos existen la enfermedad orbitaria sin que se desarrolle la enfermedad tiroidea.

 

Manifestaciones de la orbitopatía tiroidea

La mayoría de los pacientes presenta una inflamación de grado medio siendo los síntomas más frecuentes los de retracción de los párpados superiores y/o inferiores y la proptosis.

En los casos de afectación moderada los pacientes pueden presentar visión doble y enrojecimiento ocular y palpebral.

Sólo un pequeño porcentaje sufre inflamación severa que puede llegar a producir neuropatía óptica compresiva y consecuentemente afectación visual.

El proceso inflamatorio suele tener un curso autolimitado que puede variar entre 6 meses y 1 año.

Tras la fase de inflamación pueden quedar secuelas de cicatrización de los tejidos orbitarios con presencia de retracción palpebral, proptosis y visión doble que precisarían tratamiento quirúrgico.

 

Tratamiento

Es preciso el seguimiento y tratamiento por parte del médico Endocrinólogo de la enfermedad tiroidea.

Los pacientes con orbitopatía de grado medio deben ser revisados por el Oftalmólogo para que se monitorice su evolución y se le prescriban medidas para reducir los síntomas oculares.

Cuando la afectación orbitaria es de grado moderado es preciso recurrir a tratamientos médicos ( esteroides) y/o quirúrgicos para reducir la inflamación y mejorar la visión y la diplopía si están presentes.

En las fases de cicatrización si está presente la visión doble, proptosis, retracción palpebral etc el único tratamiento posible es el quirúrgico para mejorar la función visual y la apariencia cosmética.

Es hoy día conocido que el fumar se asocia al desarrollo y peor evolución de la orbitopatía tiroidea, por lo tanto a estos pacientes se les recomienda dejar este hábito.