La orbitopatía tiroidea, una de las patologías más comunes en la órbita


Podemos afirmar con orgullo que en nuestro país hemos alcanzado un gran nivel de desarrollo y prestigio internacional en este campo.

La órbita es una cavidad ósea, comúnmente llamada cuenca, que tienen como finalidad alojar y proteger tanto a los ojos como a las estructuras que le sirven de soporte. Se trata de una zona muy sensible e importante para nuestro cuerpo.

Una de las patologías que afectan frecuentemente a la órbita es la llamada orbitopatía tiroidea, una enfermedad autoinmune relacionada directamente con alteraciones tiroideas y que afecta a los tejidos orbitarios (párpados, músculos oculares y otros tejidos blandos que rodean el globo ocular). En cualquier caso, hay pacientes con enfermedad orbitaria que no desarrollan la enfermedad tiroidea.

A la hora de diagnosticar y tratar la orbitopatía tiroidea y cualquier otra patología que afecta a la órbita se debe acudir a un cirujano oculoplástico.

¿QUÉ TIPOS DE PATOLOGÍAS QUE AFECTAN A LA ÓRBITA?

Además de la orbitopatía tiroidea, que como mencionamos es la patología que afecta con mayor frecuencia a la órbita, también existes otro tipo de enfermedades que se pueden desarrollar en la misma:

-Patologías inflamatorias: la glándula lagrimal o los músculos pueden inflamarse. 

-Tumores: el más frecuente es el linfoma, pero también se pueden encontrar otro tipo de tumores

-Traumatismos: al ser una zona de la cara que suele sufrir golpes, es normal que se desarrollen traumatismos en la órbita. 

LOS SÍNTOMAS QUE ALERTAN DE ORBITOPATÍA TIROIDEA

Esta patología es mucho más frecuente entre las mujeres que en los hombres. Entre los síntomas más destacables, encontramos los siguientes:

  • Retracción de os párpados superiores y/o inferior y la proptosis (un desplazamiento del globo ocular hacia adelante)
  • Visión doble
  • Enrojecimiento ocular y palpebral
  • Inflamación severa, que puede durar unos 6 meses o 1 año.

¿CÓMO ES EL TRATAMIENTO DE LA ORBITOPATÍA TIROIDEA?

El tratamiento de la orbitopatía tiroidea depende en gran medida de la gravedad de la patología. Según los exoftalmos, es decir, del grado de desplazamiento del globo ocular hacia adelante y de cuán abiertos estén los párpados, se hará un tratamiento completo o por partes. El tratamiento se divide en tres pasos:

  • Desplazar nuevamente el globo ocular a su posición natural. Aquí tienen un papel importante los cirujanos ya que actúan sobre las paredes del hueso de la órbita para ampliarlo, creando más espacio al ojo para que éste recupere su posición normal.
  • Si el paciente tiene visión doble el segundo paso sería corregirla. 
  • Y el óltimo paso sería llevar a los párpados a su posición original.

¿SE PUEDE PREVENIR?

La orbitopatía tiroidea es muy difícil de prevenir. Solo se podría en un caso muy concreto en el que los pacientes van a ser tratados con radioyodo. En estos casos, recibiendo un tratamiento antes y después, sí que se puede prevenir. 

Para todos los demás pacientes, hay que hacer mucho hincapié en el tabaquismo, que está muy relacionado con esta patología y es el único factor externo sobre el que podemos actuar. Por eso mismo, insistimos mucho a nuestros pacientes en eliminar el tabaco de sus vidas, no solo a la hora de fumar, sino también a la hora de ser un fumador pasivo evitando ambientes donde haya mucho humo.